mercoledì 8 ottobre 2014

...

No sé si todavía estarán en nuestra tierra. O mejor dicho, en la suya. Si estas últimas muertes u otras mucho más lentas los habrán lastimado profundo en el corazón, los habrán devorado o, simplemente, los habrán oscurecido como en el cuento qom. Pero la fotografía encierra ciertas artes de prestidigitación y de magia que tienen que ver con la luz. Y, a veces, la foto más sencilla guarda en su testimonio un secreto implícito. Ahora no puedo llevarles una orquesta para hacerles sentir que existen. ¡Pero sí puedo mostrarlos!
Marcos Zimmermann

Nessun commento:

Posta un commento