venerdì 28 ottobre 2011

Fiumicino, Roma - novembre 2010

La vida pasa a través de tus cristales
Pasa la muerte también

Pero estas tan feliz en tu áulico universo

que no sientes que te roza el hombro

La vida pasa por mis versos

También pasa la muerte

Pero a mi me incomodan los anteojos

Sí, ya se que obviaría los pesares

los maltragos, los sinsabores

Pero perdería de vista tus fulgores

tus sonrisas, tu belleza

La vida pasa a través de tus cristales

confortable, apacible, despojada de calvarios

Prefiero ver el día con mis ojos de burro

con mis ojos sorprendidos

con mis versos deshojados

con mis pírricos triunfos


 

Nessun commento:

Posta un commento